Relatos del Cajón… (Reflexiones…)

Reflexiones de Ayer y Hoy

Este “post” recientemente subido a la red social me causó gracia y trajo además remembranzas de antiguas reflexiones.

Mensaje

Lo que sigue fue escrito hace muchos años, cuando ejercía profesionalmente el periodismo de actualidad… Corría –en ese entonces- cámara en ristre y libreta en mano, intentando capturar la vida. Vivirla a través de la lente. Plasmarla en las notas periodísticas…

Periodismo

“… TACATACATACA-TACATACATACATA, letras que vuelan, signos que se estampan

TACATACATACA-TACATACATACATA, suena el mundo de todos los días.

Insensata persecución del tiempo, efímeras palabras que se borran con el viento, o con un cambio de corriente…

Día por día, metros y metros de papel, kilómetros y kilómetros de letritas negras…

Vida y Muerte. Dolor y Alegría.

TACATACATACA-TACATACATACATA Insensata persecución del tiempo…

Papel, tinta, ojos que leen, indiferencia, envoltorio para la carne, tacho de basura…

TACATACATACA-TACATACATACATA, suena el mundo de todos los días.

Vida, Muerte, Papel… Insensata persecución del tiempo.

¡Basta!

Me niego a correr para atrapar el minuto que sigue. Porque no me conformo.

Nadie se conforma.

Porque una vez que lo tengo… TACATACATACA y quiero otro… y   TACATACATACA otra vez.

Y así, se pasa el Tiempo, y no lo veo.”

Pareciera que, salvo en las formas, poco ha cambiado.

Los sabios dicen que lo “único” válido en nuestra cotidiana existencia es cada fracción de tiempo que “respiramos”… Lo anterior es pasado, y el futuro es incógnito. Pero seguimos tratando de asir lo inasible.

Las noticias se hacen viejas al momento de salir al aire, la simultaneidad de comunicaciones en las redes sociales se multiplican y se desvanecen al instante. Nada o casi nada perdura.

Todo parece ser efímero. Como en un cuenco agujereado, lo que entra se desvanece.

No es ni bueno ni malo.

Por fortuna hay algo inalterable que –si nos damos el tiempo- nos colma… Mirar sin pausa el incesante viaje de las olas del mar, o el fluir siempre renovado de las aguas del río; la bulliciosa jarana de un gorrión citadino dando el alimento a su pichón; una puesta de sol; la flor del jardín; el amanecer que nos trae la esperanza de ese nuevo día… La Naturaleza esta siempre presta a gratificarnos.

Chorlo Doble Collar foto oleo

Chorlo Doble Collar foto oleo

Anuncios

Agradezco tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s