De Viajes… (Isla de Pascua)

Rapa Nui… El Futuro en su Pasado

–        Aquí voy a estar – dijo Christian al despedirse- Si regresan aquí voy a estar… P1050531 B

Lo miré y verifiqué en ese instante lo que intuí casi desde el principio de mi estadía en esta peculiar isla en medio del mar: Ellos sabían algo más. Algo que difícilmente quienes la visitábamos pudiésemos comprender enteramente. El orgullo de ser RapaNui no podía ser cabalmente entendido por un “extranjero”…

Lecturas previas me habían servido para conocer algo de la historia, la mitología, sus enigmas… Pero no preparan para las sensaciones.

Los datos precisan que es la isla más remota del planeta. Que para llegar a ella son necesarias más de 5 horas de avión, o varios días de barco. Que esta situada a 3 mil kilómetros del continente. Que mide apenas 24 kilómetros de largo por 16 de ancho. Que no hay ríos que la surquen. Que es volcánica y que fue sede de una de las civilizaciones más enigmáticas y misteriosas de la tierra. Sin embargo no pueden preparar al viajero para imaginar esa lejanía del resto del mundo; no advierten de la curiosa inexistencia del perfume a mar, estando rodeado por él; no explican el penetrante olor a tierra, a hierbas, que impregnan el ambiente aún en al borde de las olas; no permiten mensurar de antemano el grado de destrucción y aniquilación a la que el hombre somete a la naturaleza y a si mismo; tampoco advierten sobre la poderosa influencia que los legendarios habitantes impusieron sobre las futuras generaciones.

Transitar la geografía de la isla permite incursionar en su historia, imaginar su pasado. Oír las voces y sentir el miedo, la incertidumbre que sobrevino luego del apogeo. Y por último sentir la esperanza en la actitud de las nuevas generaciones.

Mapa

La leyenda narra que el Rey Hotu Matu’a arribó a la isla a bordo de dos canoas y desembarcó en la playa de Anakena. El largo derrotero naval por el extenso Océano Pacífico desde el archipiélago de las Marquesas, fue una suerte de milagro –o destreza de navegantes- que les permitió recalar en esta pequeña isla perdida en la inmensidad oceánica. El motivo del viaje – o éxodo- no esta del todo claro. Una versión narra que un continente llamado Hiva se hundió en el mar tras un colosal cataclismo, y otra indica que Hotu Matu’a fue vencido en una guerra tribal por su hermano… El sueño del mago Haumaka –quien visualizó Rapa Nui en uno de sus trances, y envió a siete expedicionarios a verificarlo- habría sido la razón de su épico viaje. La doble canoa de 30 metros de largo transportaba al Rey, su esposa, nobles y sirvientes además de plantas, animales y aves. La prehistoria de Pascua recogida a través de la tradición oral da lugar a múltiples versiones… Entre las cuales no faltan las que hablan de seres llegados del espacio.

Moais

Moais

Lo cierto es que esos primeros pobladores se afincaron, multiplicaron y dieron origen a una poderosa cultura que aún en la actualidad continua siendo objeto de estudio y controversia.

La colonización llevada a cabo por el rey y su séquito entre los años 300 y 400 después de Cristo es más que nada producto de la especulación histórica. La tierra – en ese entonces pródiga- fue repartida, preparada para el cultivo, y sus bosques arrasados. El tiempo trajo la sobrepoblación, las peleas, las guerras, y la devastación de los bosques. No quedaron árboles para fabricar las canoas, la pesca no era accesible entonces, la siembra se agotó, la hambruna cundió, el canibalismo se impuso y los gigantes de piedra tallados no pudieron “proteger” a sus habitantes. La guerra entre los Orejas Largas y los Orejas Cortas los desbastó.

Tangata Manu, Los Hombres Pájaro

Tangata Manu, Los Hombres Pájaro

La historia se mezcla con la leyenda y tiene pasajes de grandeza y miseria, florecimiento y decadencia, amor y odio, misterio y pocas certezas… Salvo las que perduran en el orgullo de sus descendientes.

Andar por este minúsculo “brote” surgido de los abismos marinos hace 250 millones de años, y enclavado en medio del mar, es una experiencia que no resulta sencillo asimilar.

Asombran las megalíticas construcciones de los Moais, pero sobresaltan los misterios del florecimiento y aniquilación de su civilización. Agrada a los ojos contemporáneos la geografía fuerte y ruda de su fisonomía volcánica, sus costas y el mar bravío… Y seduce la imaginación esa historia narrada de apogeo, decadencia y muerte.

Apogeo, decadencia y futuro

Apogeo, decadencia y futuro

El futuro de esta enigmático lugar esta en su pasado. Y las nuevas generaciones lo saben. Descienden de reyes y se saben diferentes al resto de los mortales.

La Isla de Pascua se me antoja que podría ser una especie de advertencia planetaria sobre lo que el hombre puede hacer a la naturaleza y a si mismo… Algo que parece no ser tenido en cuenta a juzgar por lo que hacemos a nuestro mundo.

 

Anuncios

2 pensamientos en “De Viajes… (Isla de Pascua)

Agradezco tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s