De Viajes… (Isla Pingüino)

Parque Interjurisdiccional Marino Isla Pingüino

Aventura marina...

Aventura marina…

La Isla Pingüino se encuentra a 21 km al sudeste de la ciudad de Puerto Deseado en la Patagonia, y aproximadamente a 3 km de la costa continental. Con limitadas dimensiones –1.200 metros en sentido Norte-Sur por 1.050 metros en sentido Este-Oste-, llegar a ella amerita una emocionante travesía marina mientras se disfruta la observación de aves como los magníficos Albatros de Ceja Negra, entre otras. El viento patagónico suele brindar sorpresas y convertir la navegación en una apasionante aventura entre olas y nubes de aves. Tras una hora se llega a la isla declarada Parque Marino- se creó en el año 2010 y su aprobación final fue dada el 13 de Diciembre de 2012 por Ley Nº 26. 818 – ya que se trata de uno de los sitios más ricos en biodiversidad marina de la Patagonia.

Caminata entre pingüinos...

Caminata entre pingüinos…

Ya en tierra el sendero lleva hacia el viejo faro, y se transita por una zona plagada de pingüinos de Magallanes y el acoso de los skuas, quienes atentos como eficaces aves de rapiña aguardan encontrar la menor oportunidad para predar sobre huevos y pichones. Al llegar al extremo sudeste de la isla la única colonia de pingüinos de penacho amarillo accesible, permite observar estás aves. Su aspecto y comportamiento pueden ser “espiados” sin causarles molestias. Estas aves saltan entre los peñascos y nidifican en acantilados rocosos de difícil acceso. Su nombre en inglés (Rockhoper) –se puede traducir como salta rocas- lo pinta de cuerpo entero. Cerca, una pequeña caleta alberga un apostadero de lobos marinos de un pelo, en su mayoría machos, con la probabilidad de ver algún elefante marino, mezclados en la lobería.

Pingüinos de Penacho Amarillo

Pingüinos de Penacho Amarillo

Lobos marinos de un pelo

Lobos marinos de un pelo

Datos históricos indican que la isla fue conocida por los viajeros y navegantes como «isla de los Reyes». Para las naves en viaje rumbo al Estrecho de Magallanes, esta isla solía ser un punto de aprovisionamiento de víveres, especialmente huevos de aves y grasa y cueros de lobos marinos. El Capitán Villegas del bergantín “Belén”, de la expedición del Capitán de Fragata Ramón Clayrac -encargado de desalojar los establecimientos ingleses de la Patagonia- fue el primero en levantar el plano de la isla que los ingleses llamaban Penguin. A fines del siglo XVIII se instaló un factoría en Puerto Deseado que procesaba la grasa de los lobos marinos cazados en la isla Pingüino, hasta principios del siglo XIX. Existió también un apostadero naval y un faro de la Marina Argentina desde principios del siglo XX hasta mediados del mismo siglo. Estas instalaciones se encuentran abandonadas, pero el faro en la actualidad continúa en servicio, alimentado mediante energía solar fotovoltaica (paneles solares y baterías). El alcance de su lámpara es de 12 millas náuticas.

Como suele ocurrir, los datos suman conocimiento al viajero, pero vivenciar la experiencia de intimar con la agreste naturaleza patagónica y sus criaturas silvestres, es siempre gratificante y enriquecedor. El espíritu viajero ve colmadas sus expectativas.

Collage 5 Isla Pinguino Deseado 84 B-horz

Anuncios

Agradezco tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s