He Leído… y releído (Vida entre los Patagones)

(La lectura de libros como el mencionado –afortunadamente hay publicados muchos de ellos- permite al viajero actual transitar la dilatada geografía patagónica reviviendo aquellas épicas aventuras).

George Musters: “El Marco Polo de la Patagonia”

Libros que realzan la aventura de viajes en la patagonia...

Libros que realzan la aventura de viajes en la patagonia…

La historia narra la singular aventura de un marino inglés que recorrió longitudinalmente – 2700 kilómetros, durante más de 365 días, y acompañado por los Tehuelches – la dura geografía de uno de las regiones más difíciles de la Tierra: La Patagonia. Desde el Estrecho de Magallanes hasta el Río Negro. Una hazaña perpetrada por la osadía de un personaje, mezcla de aventurero, científico, explorador y espía que develó – en parte – el misterio de dos mundos hasta ese momento desconocidos.

George Chaworth Musters nació, durante un viaje de sus padres, en Nápoles el 13 de febrero de 1841. Hijo de un oficial del décimo Regimiento de Húsares del Reino Unido, nieto del “Rey de los cazadores” y de “Mary” -musa inspiradora de lord Byron en su poema “The Dream”- y criado por Robert Hammond – miembro de la tripulación del “Beagle” -, llevaba consigo los genes de un explorador y hábil escritor. A los 13 años su inquieto espíritu lo llevó a ingresar como grumete a bordo del buque insignia “Algiers” de la Armada Real Inglesa. A los 15 fue condecorado con la Medalla de Crimea por su actuación durante la Campaña del Mar Negro, en la Guerra con Rusia. Sirvió en la Marina Inglesa hasta 1866, en esa época compra tierras cerca de Montevideo – lugar que había visitado en sus años de navegante -. En Abril de 1869 se encontraba en las Islas Malvinas y es allí donde decide realizar su travesía por la Patagonia continental. El mismo mes se dirige a Punta Arenas y comienza su periplo que culmina en El Carmen de Patagones el 26 de mayo de 1870.

Musters declara que las razones de su viaje eran puramente deportivas y por amor a la aventura. “…la obra clásica de Darwin había encendido en mí un fuerte deseo de penetrar, si es posible, en el poco conocido interior del país…” Por otra parte exteriorizaba su interés en participar de la caza de guanacos. Otras interpretaciones le adjudican una secreta misión del Almirantazgo británico para el reconocimiento del interior de la Patagonia. Esta versión se apoya en el hecho de que sus informes podrían haber sido la causa del establecimiento de compañías inglesas en las mejores tierras de la región.

Aventurero y espía..?

Aventurero y espía..?

Explorador, aventurero o espía, lo cierto es que Musters aprendió a vivir y convivir con los Tehuelches y describió con precisión la geografía de la región. Su apasionante viaje le proporcionó innumerables situaciones de riesgo, peligro y humor en compañía de los aborígenes. La vida al aire libre experimentada por el viajero durante más de un año le llevó a adquirir hábitos curiosos. De regreso a Inglaterra solía pernoctar en el jardín de su residencia o sobre una alfombra sin importarle el frío. Muster realizó su viaje por la Patagonia cuando contaba apenas con 27 años. Luego de publicado su diario de viaje se lo llamó “el Marco Polo de la Patagonia” ya que ambos viajeros habían dado a conocer dos remotas regiones y las costumbres de sus habitantes nativos. A esa expedición siguieron otras en Norteamérica, Bolivia y Chile. El 25 de Enero de 1879, cuando contaba apenas con 38 años de edad falleció en Londres, mientras preparaba su viaje al África para desempeñar sus nuevas funciones de cónsul en Mozambique.

La rastrillada aborigen recorría longitudinalmente la patagonia...

La rastrillada aborigen recorría longitudinalmente la patagonia…

El viaje pudo realizarse debido a la aceptación de los aborígenes. Esto es considerado un verdadero triunfo diplomático dado la época en que fue realizado. En esos momentos los indígenas no tenían interés en abrir las puertas de sus dominios a la curiosidad del “huinca”, sin embargo este inglés logró convencer a los desconfiados tehuelches. Musters se convirtió en uno más y vivió a su usanza, amoldándose a sus costumbres y educación. Es un sacrificio notable, ya que las condiciones en que vivían y la precariedad de medios sin duda lo exigieron al máximo. Costumbres, lengua y modo de vida fueron minuciosamente descriptos por el explorador. La forma de cazar, de comer, de procurarse vestimenta, y hasta mujer son vivencias que Musters debió aprender y llevar a cabo. Tras 2.750 kilómetros de recorrido, luego de algo más de un año, el viaje llegó a su fin. Los Tehuelches no lo olvidaron y en más de una ocasión lo mencionaron a otros exploradores como Moreno, Fontana y Lista. Siempre con respeto y admiración. Quizás las palabras de la India María mencionadas a Moreno, luego de que éste le leyera párrafos del relato del viajero ingles, sean suficientemente gráficas: “Musters mucho frío tenía, muy bueno pobre Musters…”

Los guanacos porporcionaban comida, abrigo y realzaba las dotes del cazador...

Los guanacos porporcionaban comida, abrigo y realzaba las dotes del cazador…

Nada menos que la dilatada, y rigurosa estepa patagónica, fue el escenario del viaje. Desde el Estrecho de Magallanes hasta Puerto Santa Cruz, Desde allí siguiendo el Río Chico hasta las inmediaciones del Lago Viedma. Bordeando las estribaciones de los Andes hacia el norte hasta Bariloche. Para terminar cruzando la meseta hasta Carmen de Patagones. Hoy la ruta 40 sigue el trazado de estas antiguas rastrilladas. El periplo propone alternativas que jalonan mesetas de altura, glaciares, lagos y bosques de la región andino patagónica. Ingresa en zonas valletanas – donde, por ejemplo alternan las aventuras con los colonos galeses – y culmina sobre el océano Atlántico. Un paisaje único que une las bellezas más codiciadas para los ojos del mundo entero de la aún épica Patagonia. Una escenografía adecuada que acompaña una incomparable aventura en los confines australes del continente americano.

Relatos y grabados del libro conforman una verdadera enciclopedia que ilustra las costumbres de las tribus tehuelches...

Relatos y grabados del libro conforman una verdadera enciclopedia que ilustra las costumbres de las tribus tehuelches…

 

Anuncios

Agradezco tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s